Entre todas las alegrías, la absurda es la más alegre; es la alegría de los niños, de los labriegos y de los salvajes; es decir, de todos aquellos seres que están más cerca de la Naturaleza que nosotros.

Autor: AZORIN.


Seguidores

15 octubre 2010


3 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

Un angel protector de este mundo de color.
Felisa

Olga i Carles dijo...

El buen sembrador.
El que ama y cuida...




Un abrazo.

Yahaira Valverde dijo...

Sip, me gusta mucho ver a los jardineros cuidar de las flores. EL simple hecho de hacerlos crecer y florecer. Cuando alguien hace esto es porque hay mucho amor.

Es una bonita labor, son ángeles de las flores, también pienso eso.

Gracias Olga y Felisa.